Diferencias Regionales en el Sector de los Lácteos

Con una industria láctea mundial que genera más de 700,000 millones de dólares de ingresos anuales y algunas previsiones que apuntan a que el valor total del mercado podría alcanzar los 1,329,150 millones de dólares en 2027, parece que el amor por los lácteos se está convirtiendo en un lenguaje universal para los consumidores de todo el mundo.

Sin embargo, incluso con estas perspectivas tan optimistas, las cifras nunca cuentan toda la historia.

En un artículo reciente, Brenda Dehart, CFO e Integradora de Edlong, y Anne Marie Butler, Global Director of Strategy & Innovation, hablaban de la importancia crucial que tiene para el éxito comprender los valores y necesidades de los consumidores que hay detrás de estas cifras. Esto es especialmente importante cuando se desarrollan productos para diversos mercados globales.

Las presiones económicas, culturales y sociales pueden influir en la forma en que los consumidores perciben el valor de un producto. Dicho esto, la principal clave del éxito siempre vendrá de identificar las preferencias específicas de sabor y función de una determinada localidad.

dairy products

Esto es lo que nos propusimos investigar con nuestra campaña Global Tasting Tour, en la que comparamos los perfiles regionales de diversas mantequillas, caramelos, quesos y otros productos para comprender las expectativas de los consumidores de todo el mundo.

Como líder mundial en todo lo que los productos lácteos pueden ser, sabemos lo mucho que significa acertar en este aspecto para el éxito de un producto. Veamos más de cerca algunas diferencias entre algunas de las principales regiones del mercado lácteo internacional.

Europa 

Europa es, en muchos sentidos, el epicentro de los productos lácteos.

Por ejemplo, Europa constituye:

Además, Europa Occidental constituye por sí sola el segundo mayor mercado lácteo de todo el mundo (por detrás de Asia).

charcuterie board

Emily Sheehan, Applications Manager, EMEA, explica que parte de lo que hace que el mercado europeo sea tan singular es la variedad de productos y perfiles, sobre todo en lo que respecta a los lácteos.

“Con todos los países que hay, la diversidad es enorme. Incluso dentro de un mismo país, se puede experimentar una amplia gama de perfiles. Un yogur puede ser ácido, mientras que otro puede ser más cremoso y suave. O un ejemplo como el Cheddar, en el que varios países, en este caso el Reino Unido e Irlanda, tienen su propia versión del mismo queso”.

Y añade: “Para muchos europeos, los productos lácteos no son sólo gastronomía, sino una conexión cultural y emocional más profunda. Tanto si se come fuera como en casa, vemos que las tapas o las tablas de quesos y embutidos se están convirtiendo en el centro de experiencias gastronómicas sofisticadas y sociales”. 

Sheehan explica que los consumidores de la UE amplían continuamente su paladar buscando quesos con sabores únicos y auténticos, como el roquefort madurado con moho, el parmesano curado, ácido y picante, o el feta con notas animales.

Sin embargo, aunque el queso es muy apreciado por su complejidad y sofisticación, por término medio los europeos tienden a preferir las características “naturales” del sabor de los lácteos cuando se trata de yogur, leche, mantequilla, etc.  

Sin embargo, lo que significa natural también puede variar según el país y la región. Pueden ser las notas herbáceas, animales o dulces dictadas por la dieta de la vaca o los sabores y texturas únicas producidas por su método de producción.

Los lácteos fermentados, como el yogur o el kéfir, son un ejemplo perfecto, con variedades notables como la griega, la francesa, la islandesa, etc., cada una de las cuales produce perfiles y texturas únicas que atraen las diferentes preferencias nacionales.

Estados Unidos y Canadá

Es el segundo país del mundo en producción de leche y el primero en consumo total de queso. 

El gusto del consumidor norteamericano por los productos lácteos es indiscutible.

cheeses

Sin embargo, las expectativas y preferencias por estos productos son muy distintas de las de sus homólogos europeos.

“A los estadounidenses les encantan los productos lácteos”, afirma Angela Lantman, Applications Manager. “Les encanta la indulgencia, la cremosidad, la mantequilla y todo eso, pero la gente de este mercado no quiere que sus productos lácteos sean exagerados. Les gustan más suaves o incluso dulces”. 

Explica que, en muchos casos, los yogures son tan dulces como los postres o como el helado, e incluso los consumidores que compran las versiones “naturales” suelen añadir sus propios toppings en casa. Si no es así, probablemente se utiliza como ingrediente lácteo en otra cosa. 

Este enfoque aditivo de los lácteos también es habitual en el queso.

“Comemos mucho queso y buscamos maneras de ponérselo a todo. Pero suele tratarse más como un condimento que como un plato. Los estadounidenses buscan el queso adecuado para tacos o hamburguesas. Por eso nos suelen gustar los quesos de perfil suave a medio”.

cheeseburger

Sin limitarse a los quesos procesados, la capacidad del queso para fundirse y estirarse es un factor clave para muchos consumidores estadounidenses. Aunque está mejorando, sigue siendo un obstáculo importante para el éxito de los quesos de origen vegetal en este mercado.

Latinoamérica (LATAM)

Con Argentina, México, Colombia y Brasil entre los principales países productores de leche del mundo, es fácil ver la creciente importancia de los lácteos en la región.

Aunque no es una de las regiones con mayor consumo per cápita, los lácteos desempeñan un papel fundamental en muchas cocinas latinoamericanas.

“En general, los consumidores de LATAM prefieren alimentos de sabor intenso, gran textura”, explica Alicia Vega, Directora de Aplicaciones de Edlong LATAM. Añade: “Debido al intenso sabor de diversos ingredientes y especias, se utilizan quesos frescos e ingredientes lácteos con perfiles cremosos y de leche, como el cotija y la crema sobre los chilaquiles, elotes, tostadas, etc.».

“El consumo de queso en México es alto, con más de 20 variedades de quesos frescos o de corta maduración como el Panela, Añejo, Oaxaca, Cotija, Asadero, Chihuahua, y más”.

chilaquiles

Aunque muchos de estos quesos se disfrutan por su delicioso sabor, Vega subraya que la funcionalidad y el precio son consideraciones igualmente importantes para los consumidores del mercado mexicano.

“Los consumidores prefieren los quesos más frescos porque se pueden rallar, rebanar y/o fundir sobre los platillos, pero también porque son más económicos. Estas preocupaciones por los costos han provocado el aumento de los quesos análogos en el mercado latinoamericano en los últimos años debido a su precio y funcionalidad”.

Independientemente del mercado, los consumidores ansían autenticidad. En Edlong, nuestro equipo internacional sabe cómo ayudarle a captar la autenticidad que buscan los consumidores y a superar los retos únicos que presenta cada mercado. Es en lo que somos expertos. Ya se trate de reducción de costos, de productos de origen vegetal o de igualar el sabor de un producto que ya existe en el mercado, nuestros sabores pueden ayudarle a alcanzar el éxito para su producto.

Sobre las Autoras:

Emily Sheehan, Applications Manager, EMEA

Emily Sheehan, Edlong EMEA Applications Manager

¡Conectemos en LinkedIn!

Angela Lantman, Applications Manager, NA

Angie Lantman - Applications Manager, NA

¡Conectemos en LinkedIn!

Alicia Vega, Directora de Aplicaciones, LATAM

Alicia Vega LATAM Applications Director

¡Conectemos en LinkedIn!


Topics: Sabores Lácteos
Resource Type: Artículo
Resource Region: EULATAMUS

Related

Botanas y Panadería

Un Mundo de Sabores

Tras unos años de bajón, los viajes han vuelto a la normalidad. A finales de 2023, los viajes […]

Mantente Conectado

Subscríbase a nuestro boletín